Castillo Irlanda

La Fiesta de Halloween: Un Recorrido por la Magia de Irlanda y Escocia 

¡Viajemos atrás en el tiempo a las brumosas tierras de Irlanda y Escocia para descubrir el fascinante origen de Halloween, una festividad que ha cautivado a personas de todo el mundo!

¿Alguna vez te has preguntado cómo una festividad como Halloween, llena de diversión y misterio, se ha convertido en una tradición global? Aunque cada año más personas se suman a la celebración, pocos saben que sus raíces se hunden en las brumosas tierras de Europa, específicamente en Irlanda y Escocia. Estas naciones de origen celta tienen un papel estelar en la historia de Halloween. Vamos a desenterrar los secretos detrás de esta espeluznante tradición en un viaje por el tiempo que te sorprenderá.

Samhain, lo que hoy en día llamamos Halloween, se remonta a más de dos mil años atrás en la antigua Irlanda. Los celtas celebraban por todo lo alto durante su festival de Samhain en la última noche de octubre, marcando la llegada del invierno. Según su creencia, en ese momento, el velo entre los vivos y los difuntos se volvía muy delgado, permitiendo que los espíritus vuelvan de su “vacación en el más allá”. En esta noche tan especial, los druidas celtas hacían arder fogatas gigantes como un regalo a los dioses y realizaban rituales para comunicarse con los espíritus y hacer sus predicciones. La idea de disfrazarse nació porque se pensaba que eso confundiría a los espíritus oscuros que andaban rondando. 

Más adelante, la Iglesia Católica intentó “cristianizar” esta festividad pagana, declarando el 1 de noviembre como el Día de Todos los Santos, conocido como “All Saints’ Day“. Eso hizo que la celebración de Samhain se adelantara a la noche anterior, el 31 de octubre, convirtiéndose en “All Hallows’ Eve“, que con el tiempo se volvió Halloween.  

Y no podemos olvidarnos de Escocia, cuenta también con un origen celta, no obstante, tienen sus propias tradiciones, como el famoso juego de “dooking for apples“, donde meten manzanas en un barril de agua y retan a la gente a atraparlas con los dientes, sin usar las manos. ¡Una locura! Además, en lugar de calabazas, tallan nabos, llamados “neeps“, para hacer linternas espeluznantes. ¡Es un espectáculo que vale la pena explorar! 

Castillos embrujados Halloween

Este Halloween prepárate para temblar desde sus orígenes y vivelas experiencias más extraordinariamente terroríficas que te puedas imaginar.

En Irlanda te acompañamos a explorar el famoso festival en la ciudad amurallada de Derry, conocida como “La Ciudad de la Cultura”. Aquí, entre las antiguas murallas, te sumergirás en un ambiente mágico con hogueras encendidas para ahuyentar a los malos espíritus, música en vivo que llena las calles y disfraces de todos los tipos con deslumbrantes fuegos artificiales sobre el Rio Foyle. Es una experiencia que te dejara sin palabras y nunca olvidarás. Los más pequeños de la casa también podrán participar en el “trick or treat” (truco o trato) por la noche y diseñar sus propias calabazas, mientras se les relata la espeluznante historia de Jack o Lantern.

Trasladándonos a las frondosas y misteriosas tierras escocesas, prepárate para vivir una experiencia privada que será absolutamente terrorífica en Edimburgo, la ciudad de los espectros. Hay donde elegir en la capital de Escocia a la hora de pasar miedo. Entre estos recónditos lugares se encuentran los pasajes bajo la ciudad, Mary King’s Close, en los que murieron cientos de personas por la peste y pulularon los célebres asesinos en serie Burke y Hare, y donde es mejor no quedarse a solas; sus cuantiosos cementerios, con el de Greyfriars como el más animado de ellos, con parte de él cerrado al público por la mala baba de los espíritus con los visitantes, o el castillo de Edimburgo, que cuenta con una selecta troupe de inquilinos, entre los más famosos se encuentra el niño decapitado que sólo aparece cuando la fortaleza va a ser atacada de forma inminente.

Para lo más valientes existe la posibilidad de visitar a solas El Fantasma Español del Castillo Eilean Donan, que se encuentra a las orillas del lago Duich al noroeste de Escocia. Este fantasma es, casualidades de la vida, español. Fue un capitán de ejército español enviado por el rey para ayudar a los escoceses en la guerra que mantenían con los ingleses a mediados del siglo XVIII. Los ingleses consiguieron rodear el Castillo, ganando la batalla de Glen Shiel, pero el mencionado capitán, que se quedó hasta el final, pereciendo entre los muros del palacio. Su fantasma, algo juguetón, crea cierta confusión entre los visitantes del castillo, a quienes incordia durante las rutas por la fortaleza, a todos a excepción de los españoles, a los que deja tranquilos. Morriña, suponemos.

Calabazas Halloween Escocia
Como ves, Halloween tiene profundas raíces en la antigua Irlanda, con su legado y tradiciones extendiéndose hasta Escocia y más allá, creando una festividad única que sigue fascinando a personas de todas las edades alrededor del mundo. Una vez más demostrando como la historia y la cultura se entrelazan para crear celebraciones que perduran a través de los siglos.
Irlanda castillo

Por un Halloween a hecho a tu medida. ¡Contacta con un diseñador NUBA y déjate sorprender!

COMPARTE EL ARTÍCULO

sobre el autor

Sandra Menieur

relacionados

te puede interesar

relacionados

LO MÁS LEÍDO

Jaime Figar nos lleva a vivir una experiencia única en el Ártico Noruego. Descubre todas sus recomendaciones para disfrutar del esquí en las Islas Lofoten.

Desde palacios renacentistas hasta fortalezas medievales, Vestige Collection preserva la esencia arquitectónica y el lujo de España.

Shapes by NUBA crea una nueva mirada, fusionando diversas disciplinas para diseñar un nuevo lienzo de experiencias en torno al arte y las emociones.

Adéntrate en el encanto de Arabia Saudí, donde cada rincón revela un fascinante equilibrio entre la riqueza de su pasado y la modernidad de sus ciudades.

NUBA presenta su nuevo Catálogo NUBA 2024 en un exclusivo evento. Un homenaje a las historias que la firma ha tejido junto a sus viajeros durante 30 años.

Durante el verano, Finlandia se convierte en un vibrante paraíso estival que fusiona la riqueza histórica con con la naturaleza exuberante del país.